saldos ...





Consigo sincronizar mi despertar con el amanecer en tonos rosas que nos regala este otoño. Un tiempo que es sólo nuestro, ni futuro, ni pasado, un momento presente del que sólo tendremos una oportunidad para disfrutar. Bostezo. El dolor de cabeza no ayuda.

Salgo al mundo con los ojos bien abiertos. Me recreo en una caricia y cierro los ojos, como cuando escucho esa música que me calienta el alma. Suspiro.

En mis manos un libro que habla de la felicidad me devuelve a mi ser. Me cuelo en mí. Me encuentro. 

Sonrío con frases que llegan a mí desde el corazón de personajes salidos de un amanecer sincronizado: "un buen día lo tiene cualquiera", como no voy a sonreír ... 

Anoto mentalmente: usa más la palabra amor, no temas, ama, quiere ... 

Relajo la razón y me hago la distraída cuando la pasión quiere hacerse con el control de mis emociones. 

Hago recuento de mi saldo de vida ... a favor. Siempre a favor. 

Armo un petate con las dudas, el pasado gris y los nudos en el estómago y monto un mercadillo. Hoy vendo miedos de saldo. Estoy haciendo hueco en mi interior ... 


Saldos ...


(... ...9

2 comentarios:

  1. Me voy contigo al mercadillo que yo también tengo para vender…que bonito escribes, y cuanto llega…muackkkk!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos ... no olvides la cámara de fotos!

      Eliminar