looking for the heart of Saturday night ...


Ahora lo sé, tarde, como casi siempre, pero lo sé. Debí subirme a ese coche, aunque no conociera nada de él. En su interior sonaba Tom Waits, no podía ser mal tipo. Habría perdido el norte mientras la carretera nos llevaba al sur. No me prometía nada, sólo buscaba un par de días sin relojes, sin preguntas, con la música y una botella de vino como únicas compañeras de viaje. "Y tu sonrisa", eso me dijo abriendo la puerta del copiloto. 

Supongo que fue el miedo a no querer volver de ese viaje, miedo a acomodarme en el tiempo sin horas, a no querer soltar la vida que se vive sin pensar, a los silencios que envuelven, a no esperar nada a cambio, a las noches de vino y estrellas. 

Él arrancó y no miró atrás. Hay propuestas que no entienden de titubeos. Antes de dar el primer paso de vuelta ya me había arrepentido. Anochecía, el fin de semana asomaba tras las esquinas y el sonido de mis tacones sobre el asfalto me recordaba a Waits. La vida, a veces, solo da una oportunidad ... y ... 

"no se puede salir un sábado a buscar el corazón que perdimos el viernes"

IMG_1036f

(... ...)

7 comentarios:

  1. <3 <3 <3 Redondo...El texto, la foto, la música...qué mas se puede pedir!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias guapa !! Tom Waits siempre es inspirador

    ResponderEliminar
  3. Madre mía qué te digo? Que me has dejado sin palabras ♥

    ResponderEliminar
  4. Como siempre tus fotos una delicia y tus textos no dejan indiferente...

    ResponderEliminar
  5. Me encanto! pero que inspirada amiga... "hay propuestas que no entienden de titubeos" lo máximo tan cierto.. lo que hace waits....

    ResponderEliminar
  6. Woow ma ha encantado el texto y la foto, eres fantástica! ;-)

    ResponderEliminar