no son manchas ...


no son manchas ...

Tengo el día canalla y tristón. Una mezcla explosiva. Un día donde podría gritar "me importa una mierda lo que parezca, me importa lo que es". Un día gris como el tiempo, donde lo mismo lluevo a mares que me vuelvo huracán.

Es, sin duda, un momento extraño y no hay nadie en casa que me haga bailar. Demasiadas horas por delante y una soledad que ahora si pesa. En este día raro decido limpiar lastres y airear sentimientos. Cuesta, porque algunos son como pelusillas escondidas en el rincón que hace esquina con la cama. Sabes que están aunque no quieras verlo. Pero hay momentos en los que es necesario meterse en el lodo y bucear. Así que mientras "heartattack and wine" suena de fondo, decido ensuciar mis manos, como un acto de valentía que me debo hace tiempo.

no son manchas ...

Ese diablo cabrón que todos llevamos rondando cerca me sugiere abrir una botella de ron y dejarme de ñoñerías. Decido ignorarle de momento y abro las ventanas. Lo que toco se ensucia, ya lo sabía cuando elegí vivir en un entorno "blanco". Cuando te mojas y te metes hasta el fondo corres el riesgo de salir sucia. En cambio, aquellos que deciden vivir de cara a la galería, ellos .... uff, ellos están radiantes incluso en los días más grises. La sonrisa inmaculada, la pose perfecta ... como en un desayuno de un anuncio de leche fresca. Con guión la vida debe ser más fácil. ¡Ay, Almodóvar! ¿por qué no me darías un papel aunque hubiera sido pequeñito? ¡que siento que me faltan tablas a la hora de fingir e interpretar! Así voy, sin red, llevándome por delante desengaños y mentiras. Lo bueno, que yo no tengo miedo a bajarme del escenario, que no me asusta quedarme en blanco en medio de mi actuación, yo no temo un mal doblaje o que se descubra que en realidad no soy quien parezco ser. De hecho, pensando, pensando .... voy a ponerme ese ron del diablo y a brindar por ello. Por las manos sucias de pecado, por las primeras piedras y cada falta cometida por amor.

Y a Waits pongo por testigo que nunca jamás volveré a sentirme sucia, sino completa y real, imperfecta, quizá ingenua, puede que torpe, pero sucia no. Sucias estarán mis manos, pero lo otro, lo fingido, lo cobarde, eso, mi amor, no lo lava ni el agua, eso vive con cada uno.

no son manchas ... 

Uff, necesito un segundo trago para limpiarme por dentro. Estos momentos deberían ser grabados y recordados cada mañana de resaca emocional.

Mancho porque no estoy limpia. Mis manos no tirarán la primera piedra ni estarán libres de culpa. Mancho porque soy real. Yo sí.

(... ...)

10 comentarios:

  1. Sin palabras... Creo que todos pasamos por momentos de estos y deberíamos limpiarnos un poco más a fondo... Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay limpiezas necesarias Syl, sí. Gracias bonita. Esto es muy especial para mí.

      Eliminar
  2. ¡¡¡Qué hostia me acabas de dar, Carmen!!! y "Heartattack & Wine" casi nada....<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que fuera una buena, aunque sí, siempre que llegan al corazón lo son, aunque duelan, demuestran que estamos vivos. Gracias

      Eliminar
  3. Hay que limpiarse, y no hay mejor modo de hacerlo que siendo sincero con uno mismo. Qué valiente eres!!! ♥

    ResponderEliminar
  4. llegue a este post de casualidad,... gracias por el,... a mi muchas veces y mas estos dias me faltan palabras para entenderme y tu las has regalado.

    ResponderEliminar
  5. Ayer lo vi pero, había quedado y no tenía tiempo de entretenerme leyendo como se merece, y con esa canción de fondo, que casi me he puesto a bailar contigo en esa habitación…¡impresionante todo! La imperfección es lo mejor, sin lugar a dudas…Tú eres la imperfección más perfecta…muackkkkk!!!!! <3

    ResponderEliminar