amar de reojo ...


Amar de reojo

Fueron noches de alcohol en tugurios sin salida de emergencia.  Mucho humo y empresarios de pega intentando mantener el tipo frente a adolescentes que solo buscaban quien les pagase el taxi de vuelta a casa. 

En medio de esa  realidad desgastada yo fantaseaba con liquidar al disc jockey y convertir el local en un antro de jazz como los que salían en las películas en blanco y negro. De hecho, aquellas noches, me sobraba hasta el color.

Ahora, elijo solos de piano y copas servidas de botellas precintadas. Desde la barra, observo otras vidas y compongo poemas. Ellos, sueñan con tatuarse unos labios al final de la espalda. Ellas, con despertar en una cama de sábanas ajenas. 

La vida, de noche, parece un escaparate de juguetes rotos. Todos estamos incompletos. Hay mujeres que querrían convertirse en las amantes de sus maridos pero se quedan a medio dibujar y besan a lápiz. Se nos rompe el conducto que transporta las emociones del corazón a los ojos y nos quedamos a medio mirar.


Amar de reojo


A ciertas horas, y con algunas copas, todos nos creemos valientes y en el fondo, sólo somos capaces de amar de reojo ...

(... ...)

6 comentarios:

  1. Las noches son para el amor...para buscarlo sin encontrarlo y para escribir los deseos propios y ajenos.
    Un bsazo Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es ... para el amor, no para insomnios. Gracias por pasear por aquí

      Eliminar