Miedo ... a perderlo todo



Miedo ... a perderlo todo


Miedo 2: “El miedo sólo sirve para perderlo todo” Manuel Belgrano 

Aquella noche ni siquiera llovió. Estaba siendo una noche cualquiera. Ni frío helador, ni calor asfixiante. Normal. Demasiado normal incluso. Si te quedabas en silencio podías escuchar el ruido de los cubiertos sobre los platos de la cena y los cierres metálicos de las tiendas al terminar su jornada. 

Y esa noche cualquiera, vulgar, demasiado sencilla para ser recordada, tu mundo se vino abajo. Tu red, la cuerda que te sujetaba a este mundo perfecto, construido a tu medida, se deshilachaba sin hacer siquiera ruido. Caíste de golpe, perdiste el equilibrio y te hiciste pequeño de repente. Tú, que siempre habías sido fuerte, tú que con tu seguridad cancelabas dudas y construías puentes. Tú. 

No escuché ningún grito, pero pude imaginar la angustia que te congelaba el gesto. Según descendías a un agujero, del que desconocías su existencia hasta hacía apenas unos minutos, lo ibas perdiendo todo. Todo. Tu todo. El todo que confiaba en ese todo que se despedaza. 

¿Qué queda entonces? Nada 

Llegas al fondo y no queda nada. Tu nada. Esa nada se contagia y yo me lleno de “nadas” y miedos. Miedo a perderlo todo. Miedo a la falta de red que nos afianzaba al mundo de los seguros, de los fuertes. Miedo a la nada. 

Memorizo tus gestos. No te mueves. Permaneces inmóvil y las horas pasan en silencio. Ahí, encogido en un rincón tratas de volverte invisible. Me sobrecoge mirarte. 

Entonces me tenso. Tengo miedo. Miedo de tu quietud. De reconocerte vulnerable. Miedo de tu pánico, de tu inseguridad, de que te hayas vuelto pequeño. Y temo por perder mi todo, temo por conocer mi nada. Porque ahora sé que también puede pasarme a mí. 

Me gusta mi vida. No es la vida más perfecta de todas, pero es mía y me gusta. Como a ti te gusta la tuya. Y ¿sabes qué pienso mientras te observo encogido sin hablar, sin moverte? Pienso que tu vida sigue siendo hermosa, que lo es precisamente porque es la tuya. Y que tu vida se construye mientras tú existas. Y tú eres el todo para esa vida. La nada nos viene dada, forma parte del paquete básico de la vida. La nada es el espacio en el que construimos nuestro todo, poco a poco. 

Seguiré observando en silencio, no hay prisa, sólo tú sabes en qué momento tendrás que levantarte, sacudirte el polvo de encima y cubrir tu cuerpo desnudo para comenzar una y otra vez, las que sean necesarias. 

Me gusta mi vida. No es la vida más perfecta de todas, pero es mía y me gusta. Eso es mi todo. Sólo sin mí habría nada. Pero soy. Existo. Como tú. No temas.

(... ...)

2 comentarios:

  1. Existo,Yo Soy.
    En nosotros hay una demanda de felicidad,de plenitud , porque nuestra identidad real es que somos el Ser de donde surje la inteligencia,la capacidad de sentir,la potencia ,la energía,la capacidad de gozar,de ver por uno mismo,de seguridad.Y la vida sería una expresión y actualización constante y un desarrollo sin límites..
    Lo que esta ocurriendo es que nos identificamos con unos modos de ser ,porque juzgamos al ser por el modo de ser.vales,no vales,bueno,malo fuerte,miedoso etc .
    Nosotros tenemos emociones,pensamientos cuerpo,que cambian constantemente.Tener no es Ser,no somos las emociones,no somos los pensamientos,no somos el cuerpo,cambian.
    Hay una parte inferior,que esta ahí,quizás necesaria, que cuando nos identificamos con ella nos impide conectar con nuestra autenticidad y acercanos a objetivos que nos real-izan.Ahi están los miedos,los prejuicios,la codicia,la autoimportancia,la vanidad,la invidia..etc que nos hacen funcionar de unas formas que nos traen negatividad a nuestras vidas Tomar conciencia de estas formas,observar como funcionamos,como es nuestra respuesta ante las diferentes situaciones,permite darnos cuenta del carácter ficticio de esa estructura mental y sentirnos poco a poco más libres.
    Aprender otras formas en armonía con la inteligencia de la vida aporta magia,misterio,aventura ,inocencia y asombro.Respuestas que surgen de nuestra capacidad infinita,respuestas creativas,no convencionales sin condicionamientos religiosos,culturales,rígidos .
    La angustia surje …al deshacernos…,pero lo que somos aparece cuando quitamos lo que no somos…..

    ResponderEliminar