Miedo ... al vértigo





Vértigo


El vértigo no es el miedo a caer, sino al deseo de saltar.

Y yo tengo un pie en el borde de un precipicio.
Las vistas son increíbles. 
Hay una mano que me sujeta mientras contemplamos el horizonte. 
Pero sentimos vértigo. 

No es malo. 
Sólo hay que aprender a controlarlo.
Y saltar. 

Mientras tanto, improvisemos un picnic en el salón, o una sesión de cine en el sofá. Convirtamos un apagón en una oportunidad para una cena fría con velas. Vamos a aprendernos todas las letras de las canciones que nos acompañan en nuestras escapadas. Pintemos cómo queremos que sea nuestro futuro, juguemos y saltemos en los charcos. Y cuando nos sintamos fuertes, saltemos. 

Ojalá nunca nos quedemos sin conocer por culpa del vértigo. 
Ojalá deseemos saltar. 

(... ...)

2 comentarios: