Si conocieras el tiempo tan bien como yo, no hablarías de perderlo.



¿Nunca has deseado poder detener el tiempo?
Mi lado más Alicia, sí. Y, de alguna manera, lo he detenido. 
Eternamente ... 
porque soñar es gratis, pero hacer los sueños realidad, es sólo cuestión de actitud.





















"Del cuento de Alicia en el País de las Maravillas"

El Tiempo fue una vez un buen amigo del Sombrerero. Sin embargo, su amistad acabó cuando al Sombrerero le tocó cantar "Brilla, luce, ratita alada" en el concierto de la Reina de Corazones.

Cuando apenas había terminado la primera estrofa de la canción, la Reina acusó al Sombrerero de "cargarse al Tiempo" y lo condenó a muerte. El Sombrerero pudo librarse de la sentencia pero, desde entonces, el Tiempo no quiso saber nada de él.
Enfadado porque el Sombrerero había intentado "matarle", el Tiempo se detuvo a sí mismo para éste, la Liebre de Marzo y el Lirón, manteniéndoles por siempre a las seis de la tarde, y condenándoles a estar tomando el té hasta la eternidad.







...













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada