Cada vez que te beso me sabe a poco ...






¿Sabes, esas películas donde de repente se congela la escena y sólo el protagonista puede moverse? ¿Has tenido alguna vez esa sensación de no pertenecer al momento que estás viviendo? Y, en esas reuniones aburridas, que no sabes muy bien por qué estás allí, que nada va contigo ... y te evades, pierdes la mirada por la ventana y sólo reaccionas cuando alguien te da un codazo ... 

Vivirte es esa escena, abrazarte es dejar de pertenecer al resto del mundo y hacer hogar en el hueco de tu abrazo. Besarte es mi evasión favorita. 

Y no me importa el influjo de la luna, o la melancolía, ya no. Tengo lo que necesito. La capacidad de parar el mundo y quedarme sola contigo. Perdidos en nuestros juegos favoritos. Riéndonos de tonterías que sólo nosotros conocemos. Apretándonos la mano cuando algo nos da vértigo. Sonriéndonos cómplices de una historia que sólo nosotros somos capaces de contar .... y, que a veces, dejamos que la cuenten por nosotros. Dicen que sólo hace falta mirarnos cuando estamos juntos y que se cuenta sola ... vamos a creérnoslo, porque ... "cada vez que te beso me sabe a poco ... "


2 comentarios: