conversaciones incompletas


Mesa Brooklyn h

Asusta el silencio cuando comienza a formar parte de tu propio decorado, cuando al cerrar las ventanas retumba con eco, cuando decide ocupar una silla del salón. Entonces miras ese espacio vacío y enciendes una vela como compañía y buscas entre tus discos alguno que no esté impregnado de recuerdos. 

Asusta el silencio de las conversaciones incompletas ... asustan las ausencias, que llegan cargadas de esos mismos silencios. 

Eso sí, vida, yo tengo un sin fin de palabras y una silla de madera que invita a completar conversaciones. Tengo amaneceres y callejones por descubrir, velas por encender y canciones que llenen el eco del vacío. Y sobre todo, no tengo miedo. 

(... ...)


11 comentarios:

  1. Eres una poeta…No te imagino a tí nunca con conversaciones incompletas, al menos por tu parte claro!. La foto me parece una pasada, me encanta esa mesa y esa silla…Me siento y hablamos…muackkk!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mi parte jamás, tú lo has dicho, no dejo nada a medias o cierro sin más ... me conoces bien amiga. Muuuuuuuuuuuak. Ojalá estuvieras más cerca.

      Eliminar
  2. Invita al silencio a que se de una vuelta por ahi, y a que os deje a vosotros hablar solos, junto a ese fuego templado, en esa silla cálida

    ResponderEliminar
  3. Invita al silencio a que se de una vuelta por ahi, y a que os deje a vosotros hablar solos, junto a ese fuego templado, en esa silla cálida

    ResponderEliminar
  4. Que bonito escribes,siempre me dejas sonriendo y con ganas de mas ♥

    ResponderEliminar
  5. Camen para cuándo un trabajo literario-fotográfico que podamos tocar, oler, poner en una estantería siempre bien a mano??? ARTISTA!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando consiga días de 48 horas, jeje. Gracias bonita

      Eliminar
  6. Te felicito Hache, sigues en forma....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué maravilla que vuelvas !!! O me encuentres, mejor dicho, tú nunca te fuiste. Un beso enorme.

      Eliminar