libre





He cruzado muchas veces con el semáforo en rojo, he vuelto sola a casa por aquellos callejones oscuros que tantos males imaginábamos que guardaban. Me atreví. Escribí cartas a escondidas que más tarde eché en el buzón de la indiferencia. He cantado en la ducha hasta quedarme afónica. Perdí los papeles, el norte y hasta un poquito la razón. Me puse y quité la coraza frente al espejo una y otra vez, hasta desgastarla y perderla para siempre. He reído como sólo los niños ríen. Y llorado como un adulto asustado. He fallado. He aprendido.  Desaprendí. He roto promesas estúpidas para sellar compromisos con mi ser. Dudé. Abracé lento y profundo, besé, amé, recompuse mi corazón una y otra vez. He tarareado nanas con una copa de vino en la mano. Salté al vacío sin red y aún sigo viva. He dormido en sueños y pasado muchas noches en vela. Crecí tanto que una vez llegué a tocar el cielo con la punta de mis dedos. Suspiré tanto que me tragué una estrella fugaz. He compuesto canciones que nunca he cantado y escrito historias sin final. Me emocioné cada primera vez, me asusté con cada punto y aparte. Me senté y me sentí. Fui curiosa y crecí. Fui niña y quise compartirlo todo. 

He vuelto a las noches y a sus callejones, a los cafés a cara descubierta, a los abrazos a deshoras, a reírme a carcajadas o a llorar sin pudor. A bailarle a la luna y a escribir cartas sin miedo a no tener respuesta. He vuelto a cruzar en rojo el semáforo de las ilusiones. He vuelto a creer. Sigo desaprendiendo a marchas forzadas, haciendo hueco para lo que está por llegar. Juego con la estrella fugaz de mi estómago y no echo de menos el tacto del cielo en mi piel. No espero ni desespero. Ahora las nanas las canto en la ducha y me baño en deseo a media noche. He vuelto a querer sentir. Sigo fallando. Sigo sentada, sintiéndome. Hoy tejo redes con palabras que me llegan y lo hacen para quedarse a mi lado convirtiéndose en alas, por eso no temo el salto, disfruto del vuelo. Mis noches en vela son clases de conocimiento de mi medio. Curiosa, pregunto e incluso señalo con el dedo. Lato, con un corazón que no cierra bien y por eso tiene un ritmo más alto de lo normal. Soy

Libre


MADRID LIBRE f

(... ...)



Comentarios

  1. "El papel de un escritor no es expresar lo que todos podemos expresar, sino lo que somos incapaces de expresar"
    Lo dijo Anais Nin y parecía escrito para tí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo ... qué bonito lo que has dicho Rosa ...
      ...

      Eliminar
    2. No podías haberlo expresado mejor. No solo me gustan tus fotos sino me fascina tu manera de escribir.

      Eliminar
  2. ¡Eres libre! si!…cada día me gustan más tus textos, que voy a decir más, si lo que ha escrito Rosa es perfecto…;-)

    ResponderEliminar
  3. Después de lo que han escrito estas señoritas de ahí arriba no voy a añadir nada nuevo....pero quería dejar constancia de que me ha emocionado leerte, tal vez porque me veo reflejada en muchas de tus frases ;)

    (por cierto , la otra Veronka tiene la culpa de que no se me haya pasado esto, que lo sepas....jajajaja)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya con Verónica, al final la nombro mi manager, jajaja. Gracias bonita.

      Eliminar
  4. Yo también estoy aquí, la verdad es que lo vi publicado esta mañana y lo tenía pendiente de lectura... Pero si, Verónica es también la culpable en este caso.
    A mi me pasa como a Eva, creo que añadir cualquier cosa a lo anteriormente escrito, no tiene sentido!!!
    Te leo, te releo y me emociono.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias corazón, por pasar y por tus palabras.

      Eliminar
  5. Te leo, me estremezco, porque en muchos momentos he desaprendido, y he vuelto a recomenzar. Es grande el poder que tienen las palabras. Eres muy grande Carmen, porque no solamente es que escribas bonito, es que tus historias llegan dentro. Y eso es hacer magia ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es lo mejor que me pueden decir, que llegan .... gracias a ti por leer con el corazón en la mano.

      Eliminar
  6. Hay una melancolía risueña en tus frases que recuerda la elegancia del vagabundo Chaplin... mi héroe...No sé donde dar para seguir tu blog que me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por tus palabras. Emociona

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares