Desnúdame los jueves


Si vas a venir a mi vida a desordenar mis emociones, desnúdame un jueves, por favor. 
24 horas son suficientes para recuperar la cordura. 
Ah, y cierra al salir.
Gracias.

Desnúdame los jueves



Fin de semana. Tiempo sin horas, tiempo lento, mi tiempo. Bueno o malo, no importa, es mío. Y en él caben amaneceres tardíos, juegos bajo las sábanas, café en la cama, como también cabe madrugar para ver salir el sol con un termo de café recién hecho y una manta. 

Fin de semana, tiempo de silencios, muchos silencios. Algunos intensos, como el calor de la chimenea, otros fríos como el viento que azota mis ventanas. Y es, en esos espacios vacíos, donde caben los aprendizajes, las reflexiones, la recreación de los mejores momentos y, como no, las decepciones de toda la semana.  

Mi abuelo me decía, cuando yo era una niña, que no había que desaprovechar nada, que había que cuidar todo lo que tenemos y no desecharlo a la primera de cambio. Eso hago abuelo, ¿lo ves? Uso todos los episodios de vida, los reciclo y los transformo en un relato inconexo o en una foto hecha a altas horas de la madrugada. Todo sirve, para llorar o reír, eso da igual. Lo que cuenta es haber participado, ¿no es eso lo que nos enseñaron?

Participemos, pues, de la vida. Aceptemos la farsa, la comedia, las decepciones, vengan de donde vengan, para después, eso sí, subirnos a unos tacones, maquillarnos la sonrisa y, guiñando un ojo al espejo, salir a la pista a celebrar cada enamoramiento, cada mañana de resaca, cada abrazo de esos que duran más de lo que dura una mala excusa. Y recuerda, un "te echo de menos" tarda en escribirse 3 segundos, y sólo 2 en decirlo. 

Nota: la idea de "Desnúdame los jueves" surgió un martes decepcionante, encontró nombre un viernes de risas durante un concierto y se empezó a escribir una noche de sábado, sola, disfrutando de unos de esos silencios reales que molan. Y no sé hasta donde llegará, pero algo tenía que hacer con tanto material emocional acumulado, del bueno y del malo. 

(... ...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario