Sólo necesito dos verbos para resumirte mis deseos de vida contigo



Comunicarme contigo

Sólo necesito dos verbos para resumirte mis deseos de vida contigo.

Comunicar

Saber que siempre estás al otro lado de la línea: para despertarnos o darnos las buenas noches, para colarnos en medio de una siesta o de una reunión de trabajo. Convertirte en mi número de emergencia, en mi desahogo y en la primera persona a la quiera contar esa noticia que me puso feliz. Tenernos siempre al otro lado de la línea, y que esa línea sea el pliegue de la sábana.

Comunicarme contigo a través de los silencios, de las miradas furtivas, con el tacto de nuestras manos, siempre unidas. A través de los pequeños detalles. Comunicarme aunque tenga que enviarte un mensaje dentro de una botella, pero evitar ese único silencio que mata, y que se me quede corta la vida para contártelo todo. 


Viajar

Descubrir el mundo de tu mano, enriquecernos y crecer con otras culturas. Vivir una vida subiendo y bajando de trenes, barcos o aviones. Creernos conquistadores en busca de nuevas tierras. Asombrarnos y perdernos por calles de ciudades desconocidas hasta llorar de la risa por no ser capaces de encontrar el camino de vuelta. Sí, todo lo que me queda por descubrir quiero hacerlo de tu mano. Pero también quiero hacer otro viaje contigo. El de la vida. El de cada día. Trayectos donde no todo es tan exótico ni está por descubrir. Caminos con cuestas y baches que hacen que la mochila nos pese. Quiero ser tu compañera de viaje a diario, partir de una plaza de garage con la ilusión de un viajero y convertir los retos en expediciones, los problemas en experiencias y los imprevistos en aventuras. Recorrer el mundo a tu lado, compartir y acumular kilómetros ... empezando por el recorrido que hay del sofá a la cama.

Sólo dos verbos. Otro día, en medio de uno de nuestros viajes, te hablo de sustantivos. 

(... ...)

1 comentario:

  1. No puede haber mejores verbos. Un beso guapísima. Muackkkkkkk

    ResponderEliminar