No vamos a salir ilesos







De esta historia no vamos a salir ilesos.

De todos los errores que vaya a cometer en la vida, elijo aquellos que pueda cometer contigo. Y me quedo con tus imperfecciones. Y con tu lado más vulnerable. También elijo tus miedos y tus dudas. No te extrañes, tú ya decidiste estar a mi lado en mis noches de insomnio y soportar esos cambios repentinos que me convierten en una noria emocional, la misma que a veces nos estalla en las manos. 


De esta historia no quiero que salgamos ilesos. 
Quiero que salgamos tocados, más fuertes, más sabios, más grandes, mejores. Que nos provoquemos hasta conseguir nuestra mejor versión. Que nos exprimamos hasta caer rendidos con la sonrisa como bandera y la felicidad como meta.


No hay red, no hay corazas. Hay ganas. Hay vida. Hay tiempo. Pero recuerda, amor, mañana es tarde. Vamos a dejarnos marcas hoy. ¿Y si empezamos por un mordisco en el cuello?

...




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada